RSS Twitter Google+ LinkedIn Flickr Instagram

Siempre hay un tren

sábado, 28 de agosto de 2010

Tren del Tibidabo - D40 AF-S 35mm f1.8 @ f10 1/30
Cuando tenía 18 años, no sabía qué hacer con mi vida. Me gustaba todo lo relacionado con la imagen y el sonido. Así que opté por intentar estudiar alguna carrera profesional que tuviera que ver con todo ese mundo. Cuando llegó el momento de la verdad, recuerdo haber ido a una academia sita en la Av.Diagonal de Barcelona (o ¿era en la Gran Vía?), acompañado por mi madre, para pedir información.





Era una carrera de 3 años, donde se impartía Fotografía, Vídeo y Sonido (no recuerdo exactamente los detalles). Tenía un precio elevado para nuestras posibilidades, pero mis padres me animaban para que al menos probara el primer año, diciéndome que no había problema, que ya ahorraríamos por otro lado... Debido a esto último, y a esa inseguridad que siempre llevaba encima de mis hombros, me planteé: ¿Y si luego no supero el curso y echo a perder el dinero de mis padres? Por este motivo, lo dejé de lado. Decidí no estudiar, hacer el servicio militar (cosa que no me apetecía en absoluto) y luego ya vería a la vuelta qué haría con mi vida.
Ese tren se fue. ¿Para no volver?  Ya se verá.


Después de la dichosa mili, comencé a trabajar en una empresa de servicios informáticos, en horario nocturno. A los 6 meses, de ser un Auxiliar Administrativo pasé a lo que sería Operador de Sistemas. Sólo por la confianza que le daba a la persona que era mi jefe. Siempre se lo agradeceré. Ahí tomé contacto con los sistemas informáticos, y al cabo de un año comencé un curso de programación y análisis (de un precio similar o superior al de Imagen y Sonido). La diferencia es que en este caso yo me pagaba la mitad del curso. La otra mitad me la subvencionaban mis padres, ya que también estaba pagando mi primer coche y no me llegaba el sueldo para más (hoy no sería ni siquiera mileurista).
Ese tren, junto a otros que fui trasbordando, ha sido el que me ha llevado hasta hoy en día.


A veces pienso que si me hubiera dedicado de forma profesional al mundo de la imagen, no sé hasta qué punto, en la etapa actual de la vida, podría disfrutar haciendo fotografías o componiendo vídeos de ellas. La satisfacción es muy grande cuando realizas una foto o creas un vídeo para algún familiar y se te recompensa con un "Gracias, es estupendo" (no quiero entrar en que pueden ser adulaciones por compromiso...).
Así que, siempre hay un tren para cualquier cosa que te propongas... Cógelo y disfruta. Y si no lo puedes coger, ya vendrá otro que parará en tu estación.


5 comentarios:

Johnny dijo...

Vaya¡, esto es relamente un diario personal.
No se si con la fotografia te hubieras ganado la vida o hubieras podido compatibilizar la con la vida familiar. Cierto es, que de pan no solo vive el alma, y en mi caso necesito estímulos creativos y poderlos compartir para sentirme vivo.
La fotografía es un vehículo, pero podria ser la música o la literatura, la imagen llega muy fácilmente a todo el mundo, y dentro de las "artes" es la de más fácil acceso y la más atractiva para los que nos gusta la tecnología.
Todo lo que se hace con generosidad e ilusión te será devuelto multiplicado, por lo menos eso dicen los manuales de autoayuda :)
saludos

Johnny dijo...

Se me olvidaba, en tu blog falta el seguidor más importante :)

Javier dijo...

Hola, bonita manera de contar tu historia y un mensaje optimista al final. Siempre hay un tren al que agarrarse, y si no hay tren ya pasará un barco o algo parecido, el caso es no perder la ilusión por las cosas y pensar siempre que en el punto en el que nos encontramos es posible volver a empezar e ilusionarse.

Con la fotografía he procurado disfrutar siempre, como profesión, sabiendo que un cliente confía en mi trabajo, o cuando fotografío por puro placer.

Vaya rollo que te he soltado jajaja normalmente soy más escueto.

Saludos

DANI dijo...

Yo te diría que si lo hubieses convertido en un "curro" ahora probablemente no disfrutarias con ello.

Prefiero ser un amateur que difruta y que cada día aprende algo ;)

Un abrazo

Edward Gryffindor dijo...

Bienvenido al mundo del blog. Comparto opinion con Dani. Saludos y a disfrutar.

Las personas que aparecen en algunas de las fotos de este blog han sido fotografiadas en la calle o en espacios públicos. Si alguna de estas personas desea no aparecer, se puede poner en contacto conmigo a través de la dirección de correo asociada al perfil, y la fotografía sería retirada.

Las fotografías de este blog tienen copyright de David Lázaro Pomar. Ponte en contacto conmigo si, por casualidad, quisieras emplear alguna de ellas para fines comerciales. Seguro que me alegras el día.